El juego no es solo cosa de niños, sino también de adultos

Sociedad 13/06/2017
En el plano educativo, es un recurso por excelencia que responde a los nuevos objetivos y tareas de la escuela. Especialistas coinciden en que sirve para todas las etapas. #Educación #PlanEducativo #Etapas

1497329535757

Decenas de docentes jugaron y rieron hasta más no poder. Era la consigna. Es que "los juegos no deben ser considerados solo un fenómeno recreativo y social, sino educativo en todos los niveles de aprendizaje", manifestó la psicopedagoga Roxana Celeste Dip. Ella coordinó en Salta el primer congreso denominado "El juego en todas las áreas y niveles de la educación", organizado por la Fundación Conciencia Social.

Celeste Dip fue más precisa: "El juego no es exclusivo del nivel inicial o del área de educación física. Abarca el secundario, terciario y universitario".

Muchas veces a los adultos les cuesta un poco soltarse o prenderse en este tipo de propuestas por simple vergenza. Pero el efecto "contagio' dio buenos resultados en la jornada realizada días atrás, en el microestadio Delmi. Los que primero solo miraban desde su silla, después bailaban y hacían hasta piruetas".

"A través del juego se enriquece el aprendizaje por el mismo dinamismo que implica. Es un recurso educativo por excelencia, dado que los objetivos y tareas de la educación no se pueden lograr ni resolver solo con la utilización de los métodos explicativos o ilustrativos, se necesitan métodos que respondan a esos nuevos objetivos y tareas", indicó la especialista.

Jugar provoca alegría, placer, satisfacción. Para la psicopedagoga salteña no debiera incluirse solo en el tiempo libre porque a través del juego el alumno comienza a pensar y actuar en un contexto determinado y con un propósito pedagógico.

Celeste Dip agregó que "los juegos pueden disminuir las manifestaciones de agresividad, promoviendo actitudes de sensibilización, cooperación, comunicación y solidaridad". En el aula se combina la participación, la colectividad, el entretenimiento, la creatividad, la competición y la obtención de resultados en situaciones problemáticas reales. El desafío es que las y los estudiantes descubran el conocimiento de una manera amena, interesante y motivadora.

Juegos tradicionales

Sandra Vercellino, profesora de Nivel Inicial en Cerrillos, fue una de las disertantes de la jornada en el microestadio Delmi y se refirió a la importancia de recuperar en las escuelas los juegos tradicionales. "A los chicos les encanta jugar, hay que empezar de cero y revalorizar los juegos tradicionales. Para ellos es algo nuevo. Y no solo que jueguen los chicos, sino que los docentes propicien actividades que incluyan a las familias. Es hermoso ver a las mamás y los papás jugando con sus hijos", destacó.

Por su parte, Sandra Lafuente, técnica psicomotriz, aportó su mirada desde el trabajo específico que realiza mediante talleres en una escuela de la zona sur. "Después de los objetivos primordiales que ellos tienen entramos en el marco práctico, donde trabajamos con los niños utilizando el juego, es nuestra herramienta principal. Nos sirve para evaluar la condición base del niño o bien para desarrollar o estimular todo lo que es la evolución psicomotriz del niño", comentó.

Lafuente indicó que "la evolución y el desarrollo no solo hacen a la parte motriz sino cognitiva y afectiva relacional. Todo lo cotidiano, todo lo que el chico extrae lo pone de manifiesto en el juego. Pone todo su mundo interno, todo lo que piensa, sus miedos, fantasías, fortalezas. Para nosotros el juego es como una radiografía; ellos se van mostrando cómo se sienten, qué es lo saben, qué es lo que quieren, qué es lo que pueden hacer, qué es lo que pueden ser, según la etapa". Después de la capacitación, el gran desafío será transmitirlo en el aula.

Volver a las tradiciones

En las escuelas salteñas, especialmente en las salas de Nivel Inicial, ya se trabaja en la revalorización de los juegos y canciones infantiles tradicionales, como la farolera, sobre el puente de Aviñón, el escondite, entre otros. El rescate fue propuesto por el Ministerio de Educación de la Nación, que desarrolla un programa de capacitación para docentes a través del cual se plantea un juego cada mes en el aula. Los pequeños deben, además, pedir ayuda a su familia.

Te puede interesar