Google Analytics Alternative

Advierten que el 90% de los incendios los provocan las personas en Salta

Sociedad 12/06/2017
Los bomberos aceitan los mecanismos para hacer frente a los focos. El período crítico va de junio a octubreEn la ciudad, los cuerpos de emergencia exhortan a la comunidad acerca del peligro de prender fuego, por mínimo que sea. #Incendios #Bomberos

1497227661922

El 90 por ciento de los incendios se producen por el accionar del hombre, aseguraron desde la subsecretaría de Defensa Civil de la Provincia. Con ese motivo hizo un llamado a la comunidad para que tome conciencia de los efectos que esta situación trae aparejada, no solo para el medio ambiente e inmuebles, sino para la integridad física de las personas.

El organismo puso en funcionamiento los mecanismos para hacer frente a las emergencias de esta época del año, que se etiende desde junio hasta octubre. Se trata de los daños que producen los vientos Zonda y los incendios de pastizales y de áreas forestales como consecuencia de la temporada de sequía invernal.

Con baja humedad y con vientos como el que hubo el miércoles pasado, hay un terreno fértil para la propagación de focos ígneos en lugares donde puede quedar encendida hasta una colilla de cigarrillos.

Preparación efectuó un relevamiento en los cuarteles de bomberos voluntarios y de la Policía de la Provincia para conocer los preparativos de la tarea que les espera. Los responsables de cada una de las áreas operativas de la ciudad coincidieron en que ya tienen aceitados los engranajes para hacer frente a estas emergencias. Los voluntarios expresaron que, como su nombre lo indica, "voluntad es lo que les sobra", pero que no en todos los casos cuentan con los elementos de trabajo suficiente y la provisión del combustible que se requiere para hacer más efectiva su labor. También plantearon que el municipio capitalino no cuenta con las redes hidrantes suficientes para que las autobombas se puedan provisionar del agua con la premura del caso en casos de incendios de gran magnitud.

Walter Chávez, jefe del cuerpo de bomberos voluntarios "General Gemes", explicó que la ciudad cuenta con una docena de autobombas y otros tantos vehículos de apoyo, y que está dentro de los parámetros para resolver las contingencias. "Lógicamente sería mejor contar con una flota mayor para que la capacidad operativa no se vea superada en caso de alguna emergencia de magnitud", apuntó. Dijo que para la temporada que se avecina hay un trabajo coordinado con Defensa Civil, con la división Bomberos de la Policía y demás cuarteles de voluntarios.

Chávez sostuvo que la quema de pastizales es el principal generador incendios, sobre todo en las serranías que rodean a la ciudad y en los barrios periféricos, donde muchas familias conviven con la naturaleza. "Además se dan muchos casos de incendios de viviendas particulares por negligencia de la gente que quema las hojas secas en las veredas o basura en el fondo de sus casas, con lo cual no solo ponen en peligro su integridad, sino la destrucción de su techo y el de los vecinos".

Respecto al equipamiento Chávez comentó que con la ayuda que reciben de la Nación y el aporte de la comunidad adquieren los equipos estructurales para los efectivos. "Los pantalones, las chaquetas, las botas y los cascos son caros, y a veces los traemos de afuera para abaratar costos. Estas cosas siempre faltan, sobre todo para los alumnos que participan de los cursos de capacitación que dictamos anualmente". También comentó que otra de las carencias es de combustible. "Necesitamos entre 700 y 800 libros por mes. El Gobierno de la Provincia nos proveía 550 litros de combustible y el año pasado nos redujeron a 350. Hicimos el reclamo y nos repusieron por cinco meses y nos redujeron de nuevo a 350 y este mes nos dieron 300", dijo. Chávez atribuyó a una "falta de criterio" la sustancial merma del fluido, que es vital para movilizar las unidades. "Ya empezamos con la temporada crítica y nos sorprende que justo ahora hayan aplicado esta reducción", se quejó.

Te puede interesar