Google Analytics Alternative

Iván Cabezas pasó de reo a víctima

Policiales 08 de junio
La Cámara Federal decretó la nulidad del procesamiento dictado por Reynoso.

1496891353127

Tras meses de un intenso litigio que su interfluvio procesal dejó como saldo la suspensión en sus funciones, el procesamiento y finalmente la renuncia a su cargo del exjuez federal de Orán Raúl Reynoso, Iván Cabezas, el carnicero de barrio como se describe a sí mismo, vuelve a respirar.

La defensa de Cabezas, ejercida por Marcelo Arancibia, logró la nulidad de las acusaciones del entonces juez federal Reynoso por lavado de activos y otros delitos conexos.

Pero más allá de la nulidad de lo actuado por el ahora exjuez federal, Iván Cabezas se vio beneficiado a su vez por el cambio de carátula de otro delito federal que se le imputaba en tiempos de Reynoso.

Ese delito tenía que ver con la tenencia de estupefacientes.

En esa causa, Cabezas obtuvo el sobreseimiento por cambio de carátula a tenencia simple de estupefacientes para consumo personal.

Después de todas las declaraciones de Cabezas en las causas de narcolavado podría quedar libre de toda sospecha, aunque la Cámara Federal haya ordenado una nueva investigación sobre ese tema.

Cabezas ya fue desprocesado de las dos causas federales más graves que pendían sobre él.

Finalmente se concretó el desprocesamiento de Cabezas en las dos causas federales que instruyó Reynoso cuando estaba al frene del Juzgado Federal de Orán. Precisamente, la causa contra Cabezas figura en el expediente contra el exmagistrado, quien está acusado de beneficiar a narcotraficantes con libertades a cambio de coimas.

Los abogados de Cabezas, Marcelo Arancibia y Joaquín Vélez, lograron que las acusaciones del entonces juez federal sobre lavado de activos sean prácticamente descartadas por errores y falsedades procesales que hicieron que prosperara la nulidad interpuesta en su momento.

Cabe recordar que Cabezas fue detenido semanas antes de que cayera en desgracia el juez federal, tras una serie de allanamientos a negocios con los que estaría relacionado y tras una investigación de tres años por la cual fue también acusado de haber amenazado telefónicamente a la cúpula del Juzgado Federal de Orán.

Te puede interesar