Google Analytics Alternative

Trató de resistir un robo y terminó perdiendo un ojo

Policiales 08 de junio
Ocurrió en Güemes cuando la víctima salió en su moto y fue interceptada en un semáforo donde lo asaltaron.

1496890723050

Gurdas Singh Sidhu, de 31 años, fue víctima de un asalto, del cual participaron al menos cuatro individuos, quienes le sustrajeron su celular y le propinaron un fuerte golpe que le destruyó su ojo izquierdo. Gurdas es un inmigrante de la India que llegó a nuestro país en el 2012 para radicarse en Gral. Güemes. Desde hace dos años está casado con Mónica Singh, con quien tuvo un hijo.

El martes 30 del mes anterior Gurdas salió de su domicilio sobre calle Avellaneda con dirección al municipio de Campo Santo para visitar a un amigo, al regreso circulando por la ruta provincial 11 alrededor de las 2 de la madrugada, detuvo su moto en el cruce de semáforos con la nacional 34, allí aparecieron dos personas quienes lo "apuraron" exigiéndole la entrega de dinero mientras le introducían las manos en sus bolsillos. Como solo encontraron su celular le exigieron su moto, comenzaron a forcejear por las llaves cuando sintió un fuerte golpe en el rostro.

"Mi marido se acuerda muy poco después de ese golpe, él cree que vio a otras dos personas más llegar corriendo por los costados y una de ellas le tiró con algo que podría haber sido una botella o una piedra; él se desmayó después de eso. Lo extraño es que dice que se despertó en una plaza que le dijeron era del barrio Cooperativa con la moto a un costado, no sabe cómo llegó hasta ese lugar, se levantó sin poder ver nada, tenía mucha sangre, comenzó a caminar aún muy mareado hasta que lo encontraron unos policías que lo llevaron al hospital", relató Mónica Singh.

Sin solución

Luego del desesperante ataque el joven de 31 años fue trasladado de urgencia al hospital, donde le realizaron las primeras curaciones. Sin embargo, los profesionales le anticiparon que su ojo no tenía solución, debían extraerlo para evitar infecciones. "Me aconsejaron que lo lleve a Salta, fue derivado pero ahí también me dijeron lo mismo, el ojo había explotado por el golpe, perdió todo el líquido, no se podía recuperar. Lo peor es que con el ojo derecho ve muy poco, estamos esperando que las heridas curen para saber cómo va a quedar", sostuvo Mónica.

La víctima era el único sostén de la familia al realizar trabajos en el campo, aún no maneja bien el castellano y desconocían cómo debían actuar frente a esta situación, no realizaron denuncias en el momento del robo. "Recién hablando con mis parientes me explicaron cómo debo hacer, el lunes realicé la denuncia y ahora la hago pública para que este hecho no quede impune, quiero que se investigue y se detenga a los agresores de mi marido", finalizó expresando Mónica Singh.

Preocupados

Además del enorme daño provocado contra Gurdas (31), a quien le arrancaron un ojo, él y su mujer están muy preocupados porque con el ojo derecho ve muy poco.    

Te puede interesar