Google Analytics Alternative

Tartagal: Empresarios del norte aseguran que están ahogados por la AFIP

Sociedad 07/06/2017
3.500 comerciantes se ven afectados porque el organismo les cerró y embargó cuentas.El 90 por ciento está bajo moratoria, pero ahora no puede operar ni emitir cheques.

1496794127167

Embargos de la AFIP sobre las cuentas corrientes del comercio, la millonaria deuda que dejó la firma de capitales chinos Petro AP sobre las alicaídas finanzas de las pequeñas empresas de servicios petroleros y la falta de inversiones fuertes en obra pública son los temas que pusieron en el debate los comerciantes y empresarios en la última reunión realizada en el Centro Empresario Tartagal.

En el departamento San Martín se registra un notable descenso en los niveles de actividad, no solo de la industria petrolera, sino también en la actividad comercial y agrícola.

El año pasado se sumó un hecho que devastó a las empresas de servicios y dejó a decenas de trabajadores en la calle: la incursión de la empresa de capitales chinos Petro AP que exploraba el área de Selva María, casi en el límite de Formosa y Salta, y que se retiró dejando deudas por unos $100.000.000, operarios sin pago de indemnización y en situación de desempleo.

Problemas con el fisco

Frente a este panorama, los comerciantes se unieron en un mismo reclamo y enviaron notas al Gobierno de la Provincia, a los legisladores por Salta y legisladores e intendentes del departamento, para informarles sobre el tema. "La reciente actuación del fisco nacional, a través del Distrito Orán al que pertenecemos, provocó una avalancha de 3.500 embargos en las cuentas corrientes, pero mucho de estos embargos son por deudas ya consolidadas (acogidos a una moratoria en vigencia) a través de la ley 27.260. Esta situación se torna insostenible para los contribuyentes que necesitan imperiosamente trabajar con sus cuentas bancarias, ya que los canales de financiación se encuentran prácticamente cerrados", dijeron. Y explicaron además que, debido a la cantidad de embargos producidos, "el Distrito no cuenta con los recursos humanos necesarios para atender, con la premura que esta situación amerita, los levantamientos y archivo de actuaciones".

"Si a esto le adicionamos que en la ciudad de Tartagal solamente contamos con una oficina de recepción de multinotas, trámites de CUIT y consultas y solo dos días a la semana, los casos sobrepasan la cantidad que un funcionario puede atender", concluyen.

Los comerciantes y empresarios explicaron además que, como consecuencia de los embargos en las cuentas corrientes se inhabilita la operatividad "y pone en riesgo el normal cumplimiento de planes de pago vigentes, tanto en AFIP como en la DGR, que ya se encuentran consolidados y que se amortizan mensualmente, así como también el pago a los proveedores por el rechazo de los cheques emitidos por los contribuyentes en cuestión". Señalaron que, como agravante, los embargos ingresan a través del Banco Central y se hace en cada entidad financiera donde el contribuyente tiene la cuenta corriente o caja de ahorro. Independientemente de que se extraigan los fondos, quedan inhabilitadas.

"El contribuyente, además de soportar las cargas tributarias vigentes, debe hacerse cargo de los honorarios de los abogados del fisco, que representa el 5% del total de la deuda intimada en la medida que se regularice dentro de los siete primeros días, caso contrario es del 10% y en muchos casos están canceladas. A pesar de ello, los juicios siguen vigentes por inoperancia y en algunos casos por falta de recursos humanos del Distrito Orán", agregaron.

El Centro Empresario tartagalense pidió, con estos argumentos, que "el fisco revea tal situación y permita a los contribuyentes de los departamentos afectados a utilizar las herramientas previstas en la ley de pymes 27.264, donde establece que pueden dictarse normas para atenuar las asimetrías y desequilibrios económicos de las zonas fronterizas, con alícuotas que van del 5% al 15%".

Situación insólita

El gerente de una empresa de servicios petroleros que está embargada, pese a haberse acogido a una ley de moratoria y estar abonando su deuda con la AFIP, califico de "insólito lo que sucede en la provincia de Salta". Dijo: "Los que estamos inscriptos, pagamos los impuestos, hacemos planes de pago cuando no podemos cumplir y generamos fuentes de trabajo, estamos rogándole a las autoridades que pongan atención en este departamento. Aquí, una empresa china asociada al Estado provincial ha dejado un tendal de deudas. Mientras tanto, en Orán, funcionarios de la Nación y de la Provincia están negociando con quienes abiertamente viven de una actividad ilegal como es el contrabando".

El pequeño empresario junto a otros comerciantes tartagalenses que mantienen sus nombres en reserva ("No queremos perjudicarnos más", dicen) estiman que este es un mensaje claro: "Si comenzamos a trabajar en la ilegalidad puede que vengan a Tartagal a dialogar con nosotros y acercarnos soluciones, pero mientras desarrollemos actividades legales como la prestación de servicios, la industria o el comercio, tendremos que arreglarnos solos".

Quienes también se encuentran sobrepasados por la situación de sus clientes son los contadores de Tartagal, quienes deben realizar constantes viajes hacia la ciudad de Orán con documentación que acredite que sus clientes están acogidos a la moratoria e intentando levantar los embargos.

El contador Rolando Spiess explicó: "En las oficinas de Orán hay buena voluntad y predisposición del personal, pero son tantas las demandas que no pueden solucionarlas a todas. Estamos haciendo viajes permanentes desde Tartagal porque el 90% de las cuentas embargadas son de comerciantes, empresarios y profesionales que están abonando la moratoria. Mientras tanto y hasta que no se destraben esos embargos, que llegaron prácticamente detrás de las notificaciones, no pueden operar, no pueden emitir cheques y eso causa un perjuicio enorme".

Te puede interesar