Google Analytics Alternative

Acoso callejero: “Es muy difícil poder comprobar cuando alguien le dice algo a una mujer”

Sociedad 18 de mayo
La aplicación de sanciones a quien cometa acoso callejero, por ejemplo mediante un piropo, fue tratado ayer en el Concejo Deliberante, pero tras un largo debate no se llegó a nada en concreto. Algunos creen es difícil de comprobar.

ARCHI_216183

Multas o trabajo comunitario son las propuestas de algunos ediles contra aquellos "piropeadores". Sin embargo, no todos estaban de acuerdo con la aplicación de una sanción a un sujeto que cometa este tipo de acoso.

El proyecto de autoría de la concejal del PJ, Frida Fonseca, busca poner fin a una práctica que atenta contra la integridad moral de las mujeres y constituye una forma de violencia. “El 90 % de las mujeres han sido objeto de acoso en la vía pública”, sostuvo la edil tiempo atrás, y lo que se pretende es que sea calificado como una contravención municipal, y que tenga una pena, ya sea una multa o trabajo comunitario.

El Concejo Deliberante no tiene facultades ni es autoridad de aplicación, decían algunos, aunque otros promovía que sean los Agentes de Tránsito o los Inspectores de Control Comercial quienes velen por su cumplimiento. Finalmente el tema volvió a Comisión tras un debate en la sesión de ayer por más de una hora y media.

Difícil de comprobar

El concejal Gustavo Serralta, opinó sobre este proyecto de ordenanza que busca penalizar el acoso callejero. “La discusión más grande que hay es respecto a su implementación, porque es muy difícil poder comprobar cuando alguien le dice algo a una mujer. Creo que lo importante de la normativa es que pone un límite a estas actitudes”, sostuvo.

Explicó el Edil que se encuentra en discusión cuál será el órgano estatal que aplicará dichas sanciones. “Lo importante es que la sociedad está empezando a discutir estos temas y que lo que hasta hace poco era algo normal, comience a verse de otra manera”, consideró Serralta.

Te puede interesar