Google Analytics Alternative

El recorte que ordenó Urtubey ya comenzó en los sectores más sensibles del Estado

Locales 06 de diciembre
Salud mental y adicciones se unirán en una única agencia y hay preocupación de los profesionales.
21662-niunamenos-en-salta-la-marcha-contra-la-violencia-de-genero

La bajada de línea fue clara y contundente: hasta el 10 de diciembre, todos los ministerios tendrán tiempo para reorganizar sus fichas y bajar un 20% los gastos para el Estado, en un plan que Juan Manuel Urtubey sintonizó con las demandas del gobierno nacional.

En esa dirección, las diferentes carteras provinciales están enfocando el trabajo en estos días y 
el ajuste ya comenzó a marcar agenda en el Ministerio de Salud. Por tratarse de una de las áreas más sensibles del Estado, la preocupación comenzó a escalar entre los profesionales vinculados al área y ya se sabe que, uno de los recortes será en la cantidad de secretarías.

La unificación de Salud Mental y Adicciones está entre estas bajas y el alerta por posibles cambios en la atención se disparó también entre los psicólogos, que hoy se reunirán con el ministro Roque Mascarello para poner negro sobre blanco.

Sin embargo, desde la dirección de ambas áreas aseguran que los programas y servicios no están en peligro y que el ajuste se aplicará solamente a los funcionarios jerárquicos.

Claudia Román Ru, a cargo de Salud Mental, dijo a LA GACETA que se trata de la unificación de áreas que en el comienzo ya estaban juntas y que ahora pasarán a estar coordinadas dentro de una agencia.

Recortes hacia adentro

"Estas cuestiones implican ajustes en muchas cosas pero vamos a continuar acompañando a todos los efectores como siempre", explicó y agregó que mañana jueves se anunciará la sociedad con un efector socio comunitario en la localidad de Hipólito Yrigoyen.

Por su parte, Martín Teruel, hasta ahora a cargo de la Secretaría de Adicciones de la provincia, aseguró que el recorte tendrá como efecto la reorganización pero sin restricciones en los servicios. "Vamos a trabajar bajo la figura de agencia, que en el esquema del estado significa reducir dos secretarías compatibles como Salud Mental y Adicciones, que se van a integrar en una única dependencia gestionada por el ministro de Salud", explicó.

"Se integran funciones para optimizar recursos. Hay menos funcionarios pero se sigue trabajando en equipo, por lo que vamos a intentar cubrir todas las vacantes para que los cargos no queden sin reemplazos", agrega Román Ru y asegura que no habrá despidos sino reasignaciones y también desaparecerán algunos cargos jerárquicos, se congelarán salarios, los equipos serán más austeros, no habrá viáticos ni gastos de comidas, para que el recorte no repercuta en los servicios hacia la gente.

Achicar lo achicable

Teruel subraya que los programas no se tocarán, que lo que se venía haciendo sigue en el mapa de la gestión y que lo que se recortará será la cantidad de secretarías para articular acciones con otras áreas del poder Ejecutivo.

"Funcionalmente, en cuanto a proyectos y necesidades de gestión, nada va a cambiar", agrega. "La perspectiva es que las acciones en temas sensibles, que representen urgencias y una aflicción de la sociedad, se mantengan en funcionamiento", concluyó.

Psicólogos en alerta

Desde el Colegio de Psicólogos, y antes de que se anuncien las unificaciones, modificaciones y recortes en el sector de Salud Mental y Adicciones, Irma Silva manifestó la preocupación en torno a la pérdida de presencia y presupuesto del Estado en servicios fundamentales para las personas.

"No estamos en desacuerdo con la unificación, porque son áreas afines y está contemplado en la ley que funcionen juntas. Lo que nos preocupa es que se cierre y se ajuste en áreas tan sensibles como la salud mental y las adicciones, al igual que en la nutrición. Es absolutamente poco feliz y llama la atención que se haga esto", agrega.

"Se empieza a ajustar en cuestión de abordajes integrales, donde debe haber profesionales y técnicos capacitados. Son problemáticas que no pueden abordarse de manera simplista. Frente a la complejidad no puede haber respuestas simplistas", concluye.

Te puede interesar